La evolución de las redes GSM en Argentina

Desde el advenimiento de las instalaciones de redes 4G LTE en la Argentina, mucho se viene hablando sobre el posible “apagón” de las viejas redes GPRS (2G), el cual aún no ha ocurrido.

 

¿Cuál es la situación actual sobre estos temas? En DISCAR lo seguimos muy de cerca, puesto que los medidores electrónicos, junto con todos los dispositivos M2M (Machine to Machine) o de IOT (Internet de las Cosas) que utilizan las redes celulares para telecomunicarse, están “atados” a los planes nacionales de despliegue y recambio de tecnologías.

Esta problemática incluye no solo a los medidores inteligentes, sino también a los cientos de miles de dispositivos de seguimiento vehicular (AVL), alarmas domiciliarias, y multitud de otros dispositivos electrónicos telesupervisados.

 

Aprendiendo sobre las redes 2G, 3G y 4G:

2G: Las “viejas” redes 2G, que realizan el tráfico de datos GPRS siguen siendo, en muchísimos de los casos, la mejor opción de comunicaciones -o la única disponible-  en lugares remotos o rurales, donde los avances de las redes 3G o 4G LTE nunca llegaron.

3G: La tecnología 3G, lanzada hace ya muchos años como la evolución normal de su predecesora 2G, nunca llegó a tener una cobertura completa de todo el país, y además es una tecnología muy cara desde el punto de vista del equipamiento M2M que la utilizaría (los chips son muy caros). Por eso es que hoy en día la mayoría de los sistemas de seguimiento vehicular (AVL) y los demás dispositivos M2M (dentro del cual se ubicarían los medidores inteligentes) continúan utilizando la vieja tecnología 2G, y su evolución normal sería “saltearse 3G” y pasar directamente a tecnología 4G.

4G (Nota1): El espectro para desplegar la tecnología 4G LTE en Argentina fue adjudicada en diciembre de 2014 a las conocidas operadoras actuales. La tecnología 4G tiene numerosas particularidades que se deben conocer y comprender, puesto que tienen una gran significación al momento de descifrar lo que ocurrirá con las redes en Argentina:

  • Las redes 4G están concebidas como redes “full IP”, es decir que su único objetivo es el tráfico de datos. El protocolo no incluye el tráfico de voz ni de SMS. Por este motivo, las únicas maneras de realizar las comunicaciones telefónicas celulares de voz en redes 4G son las siguientes: a) Mediante voz sobre IP (VOIP o VOLTE), utilizando la plataforma 4G como transporte de datos, o bien b) Utilizar la característica “Circuit Switch Fallback (CSFB)”, que permite a los operadores aprovechar sus redes 2G y 3G “legadas” para la transmisión de voz (esto es lo que se utiliza actualmente en Argentina).
  • Con CSFB, mientras se hace o recibe una llamada de voz, el terminal 4G LTE suspende la conexión de datos con la red 4G LTE y establece la conexión de voz a través de la red “legada” 2G ó 3G. Esto por supuesto obliga a los operadores a mantener sus redes básicas “anteriores” para poder continuar brindando el servicio de voz, hasta tanto se lo pueda reemplazar con VOIP o VOLTE, lo cual requiere que los terminales (los teléfonos) soporten dicho cambio.
  • Dentro de las tecnologías 4G existen varias “categorías” de servicio, que permitirán el transporte de datos a diferentes velocidades, y con orientación a diferentes aplicaciones, desde el usuario que desea ver películas a máxima velocidad desde su teléfono móvil, hasta la “heladera conectada” que requiere transmitir 200 bytes por día y la velocidad es irrelevante. Para cada una de estas “categorías” existirá un tipo de “servicio” 4G que es el más adecuado. Para los dispositivos de Internet de las Cosas (IOT) existirán al menos 3 maneras de transportar datos, y ésto dependerá de que las operadoras vayan “habilitando” (por software) las diferentes licencias requeridas para que el servicio quede operacional; esto está ocurriendo de manera evolutiva, en la siguiente secuencia:
    • En primer lugar, en Argentina se habilitó el tráfico de datos LTE a altísima velocidad (Cat-3 y Cat-4, de hasta 100 y 150 mbps respectivamente), que permite a los usuarios de “smartphones” ver películas, escuchar música y realizar prácticamente cualquier actividad con velocidades que igualan o superan a las de una conexión de banda ancha (ADSL) domiciliaria. El salto respecto del servicio 3G es espectacular. Sin embargo, los planes comerciales LTE para ser utilizados en dispositivos de IOT resultan caros puesto que se estaría pagando por un servicio infinitamente superior al necesario.
    • La siguiente etapa en la habilitación de servicios 4G está orientada precisamente a los dispositivos de Internet de las Cosas (IOT), mediante los siguientes protocolos de banda angosta o “NarrowBand”:  a) La tecnología “CAT M1”, que ya está siendo habilitada gradualmente por algunas operadoras, y permite una velocidad máxima teórica de hasta 1 Mbps y b) La tecnología “NB-IOT”, que permitirá velocidades máximas teóricas aún menores de entre 20 y 250 kbps,  más que suficientes para muchísimas aplicaciones.

 

En síntesis:

a) La evolución normal de las redes es que el ancho de banda actualmente dedicado a 2G sea destinado en el futuro a los servicios para “Internet de las Cosas” que utilicen el protocolo CATM1 (Nota2).

b) Las redes 2G y 3G no podrán ser “apagadas” fácilmente, puesto que existen miles o millones de dispositivos que las utilizan, y -fundamentalmente- porque son el sustento imprescindible para el tráfico de voz en los lugares en donde se hayan desplegado redes 4G LTE (Nota2).

c) Las redes 4G, con sus protocolos específicos para dispositivos IOT (CATM1 y NB-IOT) serán una solución espectacular para la revolución tecnológica que está ocurriendo en materia de “dispositivos conectados”.

 

(Nota1) Fuente: Wikipedia.
(Nota2) Fuente: Hugo Galindo, SimCom, a Sunsea Aiot Company, China.

 

La evolución de los equipos en DISCAR:

En DISCAR estamos trabajando en desarrollos que nos permitan estar preparados y adecuar nuestra oferta de productos al estado de las redes celulares operativas en Argentina, inclusive para poder “mantener valor” en el caso de todos aquellos clientes que ya poseen medidores instalados con tecnología 2G / GPRS. Estos desarrollos están focalizados en:

  • Contar en el futuro cercano con un módulo de comunicaciones intercambiable, que soporte las tecnologías 2G y 4G (CATM1 y NB-IOT), para ser instalado en los medidores GSM, tanto los nuevos productos, como para reemplazar en los medidores existentes.
  • Contar con un nuevo modelo de concentrador DiMEC de alta tecnología, el cual contará con tecnología 2G, 3G y 4G-LTE, además de la habitual conectividad Ethernet, y también sumará WiFi, entre muchos otros adelantos.